Temporada 1990/91

La temporada de 1990/91, hubo una rebaja importante en el presupuesto de la plantilla y además se prescindió de Manolo Cardo, para dirigir al equipo. El entrenador coriano pidió quince millones de pesetas y que se mantuviese la base de la temporada anterior. Finalmente el presidente Helio Huarte fichó a Juan Corbacho Troncoso para que ocupara el banquillo.​

Los fichajes de esta temporada fueron los de Puncho (Palamós), Golubica (Chemic), Reyes (Orihuela), Pedro (Sporting Gijón), Romero (At. Madrileño), Pacheco (Linense) y Andrés (Español), además se recuperó a Rafa de Cos que estaba en el Utrera y Santisteban en el Atlético Sanluqueño. Subieron desde el filial Casares, Paco Peña, Juanito Rodríguez, Becerra, Asencio y Javi Peña. De la temporada anterior continuaron Fabregat, Miguel Ángel, Álex, Cakic, José Luis, Poyatos, Mesa, Eizmendi, Boro y Adolfo.​

Antes de comenzar la Liga, en la asamblea de socios se comunicó que el déficit de la anterior temporada fue de diez millones de pesetas, pero se incluyeron como ingreso el traspaso de Núñez al Español, que se hizo en el mes de julio y también una subvención del Ayuntamiento.​

El recorte presupuestario de estos dos últimos años conllevó que se marcharan buena parte de aquella plantilla que confeccionó Naya, y que los refuerzos en la mayoría de los casos no llegaron a conseguir nivelar la calidad de plantillas anteriores. Esos recortes también conllevaron menores ingresos, tanto en taquillas como en número de socios que apenas llegó a los tres mil quinientos abonados.​

La pretemporada en términos generales no fue buena y ya se esperaba que esta temporada iba a ser dura. El comienzo liguero no fue bueno, pero lo peor fue quedar eliminado en la primera ronda por el Huesca, equipo de Segunda B, que tras empatar a cero en su casa, se impuso por cero a dos en Chapín.​

El descontento era cada vez mayor en la afición, pero si la eliminatoria de Copa fue el primer aviso, la visita del Avilés que era el último clasificado y que no había ganado ningún partido y que logró ganar por cero a dos, encendió todavía más los ánimos. Corbacho fue cesado dejando al equipo en zona de descenso, cuarto clasificado por abajo, con nueve puntos y empatado con el Sabadell.​

Mientras se buscaba nuevo técnico, Tosato tuvo que dirigir al equipo en Figueras donde se perdió por tres a uno. Enseguida llegó el nuevo entrenador, que fue Gustavo De Simone, quien dirigiendo al Huesca había eliminado de la Copa del Rey al Xerez.​

Al acabar la primera vuelta el Xerez, era ya penúltimo clasificado, superando únicamente al Levante y teniendo por delante al Avilés y Elche.​

De cara a la segunda vuelta se reforzó la plantilla con la llegada de Edu García, cedido por el Osasuna y de Dmitriev, del CSKA de Moscú y se le dio la baja a Cakic.​

De Simone puso su cargo a disposición, tras perder en Vallecas y dejar al Xerez a cuatro puntos de la salvación a falta de diez jornadas para terminar el campeonato.​

Nuevamente Óscar Tosato se hizo cargo del equipo, esta vez hasta final de temporada. El Xerez terminaría jugando su último partido como local en el estadio Municipal de la Línea, ante el C.D. Málaga, ya que en Chapín se estaba disputando el campeonato de Europa de Clubes de Atletismo.​

El equipo terminó ultimo clasificado marchándose a Segunda B, después de cinco años en Segunda A y habiendo vivido algunos de los mejores momentos de su historia.

El delantero centro Andrés fue el que más partidos oficiales jugó esta temporada y también el máximo goleador del equipo.

© 2023 de Spa Serenidad. Creado con Wix.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now